Finalizó la misión humanitaria en Perú

31 de Marzo de 2017
Cascos Blancos finalizó la misión humanitaria en Perú

La Cancillería Argentina, a través de la Comisión Cascos Blancos, finalizó la misión de asistencia humanitaria en Perú destinada a asistir a los afectados por los aludes e inundaciones que azotan a diferentes regiones provocados por el fenómeno climatológico “El Niño Costero”.

La misión humanitaria coordinada por Cascos Blancos, respondió al requerimiento realizado por el Gobierno del Perú, estuvo compuesta por ocho integrantes de Cascos Blancos expertos en tratamiento de agua, saneamiento y desastres.

En el marco de esta ayuda, la Comisión Cascos Blancos se comunicó con el Ministerio de Defensa de la Nación, el cual convino el envío de un avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina para colaborar como puente aéreo destinado a vincular comunidades aisladas en el norte del Perú.

Así fue como el 21 de marzo partió dicho avión rumbo a Lima portando 40 cajas de pastillas potabilizadoras de agua, suficientes para tratar más de 8 millones litros de agua y 1000 frazadas.

La misión fue recibida en base militar del aeropuerto internacional Jorge Chávez por el Canciller peruano, Ricardo Luna, junto a otras autoridades civiles y militares. También, el Presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, mantuvo un encuentro no oficial con el Presidente de la Comisión de Cascos Blancos de la Cancillería Argentina, Embajador Alejandro Daneri, a quien le manifestó su agradecimiento por la ayuda humanitaria argentina.

Las acciones de la misión de Cascos Blancos, junto a las autoridades del Estado Nacional peruano, se centraron en el desarrollo de un vínculo de cooperación en tareas de puentes aéreos, el soporte a las tareas de terreno, la colaboración en acciones de salubridad y el plan de trabajo a llevar a cabo en la Región de La Libertad.

Una vez en la ciudad Trujillo, la tercera ciudad más poblada del Perú, capital de la Región de La Libertad y una de las zonas más afectadas por el desastre natural, el equipo de voluntarios de Cascos Blancos colaboró en el diseño y seguimiento del plan de acción elaborado junto a las autoridades del Gobierno de La Libertad; recorrió barrios y conversaron con los vecinos damnificados para conocer las necesidades prioritarias, a la vez que transmitieron sus conocimientos y experiencias a la población para mitigar las consecuencias del desastre.

El equipo de Cascos Blancos analizó la evolución de las necesidades cubiertas por los organismos locales, apoyando las capacidades locales ante la magnitud del evento y contribuyó con aportes a planes de respuesta y de Gestión Integral del Riesgo con el objeto de fortalecer los sectores de albergue, alimentación, agua y saneamiento y salud.

Posteriormente, la misión se desplazó a Puente Verde en la localidad de Chosica, situada en la parte oriental del distrito de Lima, aislada y devastada por la caída de huaicos y las intensas lluvias. Allí brindó asistencia y, junto a los bomberos locales, contribuyó con la distribución de ayuda humanitaria.

Los voluntarios de Cascos Blancos también tuvieron una reunión con el Jefe de Gabinete de Ministros de la Argentina, Marcos Peña quien estaba en visita oficial en el Perú. Allí Peña se interiorizó sobre las tareas humanitarias realizadas y aseguró que “la Argentina es solidaria” frente a la grave situación de emergencia de Perú. "Continuaremos en contacto a nivel de las Cancillerías para ver de qué manera podemos seguir ayudando", apuntó

Estas inundaciones son las más graves conocidas por el país andino en 20 años y ha obligado a 800 ciudades a decretar el Estado de Emergencia.

La misión, prevista en principio hasta el martes 28 de marzo, fue extendida cuatro días más a requerimiento de las autoridades peruanas. Asimismo, Cascos Blancos continúa participando de los trabajos realizados por el Equipo de Evaluación y Coordinación de las Naciones Unidas en Casos de Desastres (UNDAC), a través de un funcionario integrante de dicha unidad.

Ver más noticias